Alegaciones contra el reconocimiento de la deuda

IU no está de acuerdo con el reconocimiento extrajudicial de deudas por valor de 3,2 millones de euros que se aprobó en el ultimo pleno con los votos a favor del equipo de Gobierno PSOE-CIS, PP y PA.
 
IU, anuncia que se ha presentado alegaciones a dicho acuerdo para que se haga un Reconocimiento Extrajudicial de Deudas por valor de 10 millones de euros. Por el principio de imagen fiel se entiende que el Ayuntamiento debe recocer deudas con el Consorcio de Bomberos, con la Seguridad Social, con la Gerencia Municipal de Urbanismo…..
 
Los pequeños suministradores del Ayuntamiento no deben tener ningún problema para que se les reconozca sus deudas con cargo al Presupuesto del 2011. Pero se ha de evitar, que un enjambre de facturas manifiestamente irregulares colapse la contabilidad municipal.
 
El PSOE y CIS plantea dar por buena la gestión del PP durante sus ocho años de gobierno local y también la suya propia en estos tres años y medio de esta legislatura. Esa es la razón por la que no ha tenido votos en contra este expediente en el pleno; los grupos municipales que han votado a favor quieren hacer borrón y cuenta nueva. IU queremos ser cuidadosos y escrupulosos con cada factura que se reconozca como deuda del ayuntamiento, esto es, con los dineros de todos los sanluqueños.
 
Ejemplo de ello, es la deuda con un determinado medio de comunicación local, estos pagos podrían entenderse como el precio que hay que pagar por un trato dócil y complaciente al equipo de gobierno PSOE-CIS, con una amplía cobertura amable en dicho medio. IU cree que esta especie de subvención no puede reconocerse, por el simple hecho, de que el ayuntamiento debe dar un trato por igual a todos los medios de comunicación en aras de la libertad de expresión.
 
En definitiva, IU cree que este Reconocimiento Extrajudicial de Deudas por valor de 3,2 millones de euros aprobados en el Pleno Municipal es un intento más de distraer la atención pública con grandes palabras y gestos, cuando presuntamente se esconde toda una operación de maquillaje contable con la connivencia entre el equipo de gobierno PSOE-CIS, PP y PA. Supone pedir un acto de fe, que no estamos dispuestos a hacer sin tener la documentación pormenorizada de cada una de las facturas y los criterios que avalen para que se reconozcan unas y no otras de las anteriormente citadas, por ejemplo.